La ósmosis inversa es el sistema más adecuado para producir agua pura de bajo contenido en sales y libre de virus y contaminantes. Esta es una tecnología basada en un tipo de tratamiento físico-químico que imita a la naturaleza para eliminar las impurezas dentro del agua al hacerlas pasar por membranas semipermeables.

Este proceso permite eliminar la salinidad que contiene el agua. Su proceso funciona a través de una membrana semipermeable que facilita el paso de gases disueltos y moléculas sin carga electrostática.

Este tipo de procedimiento ofrece muchas ventajas, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Requiere de una mínima cantidad de energía para funcionar
  • Es un sistema que respeta el medio ambiente
  • No ocupa tanto espacio como otros sistemas de tratamiento de agua
  • Son automatizados

Gracias a estas ventajas es posible utilizar el sistema de ósmosis inversa para producir agua en sectores como la industria alimentaria, energética y electrónica, entre muchas otras. Además, sirve muy bien para la desalación del agua de mar.

¿Necesitas una asesoría personalizada? Llámanos y con gusto te podemos ayudar con lo que necesites.